lunes, 12 de mayo de 2008

Loango. El paraíso está en Gabón.

Parque Nacional de Loango, Gabón.

¿Cuál es el lugar más maravilloso de toda la costa occidental de África?

No hay duda posible. Loango. El Parque Nacional de Loango, en Gabón.

Aquí la selva lluviosa, los manglares y la sabana se unen con el mar, y como en un auténtico edén, puede contemplarse a los hipopótamos nadar sobre las olas marinas, o a los elefantes pasear por las playas vírgenes...

El conocido naturalista y conservacionista Mike Fay bautizó a esta tierra, con acierto, "el último edén de África". También es conocida como "la tierra de los hipopótamos nadadores".

En una de las iniciativas más ambiciosas e inteligentes llevadas a cabo en África, el presidente gabonés Omar Bongo Ondimba hizo posible la creación en su país, en 2002, de doce parques nacionales para la salvaguarda de un valiosísimo patrimonio natural en peligro. Parques conocidos hoy mundialmente, como el de Lopé o el de Ivindo, están contribuyendo eficazmente a conservar las últimas grandes poblaciones africanas de elefantes selváticos, gorilas, chimpancés, búfalos, mandriles, hipopótamos...

Entre los doce parques nacionales creados en 2002 se cuenta el de Loango. 1550 kilómetros cuadrados que incluyen una amplia variedad de ecosistemas vírgenes, y donde el mar tiene un protagonismo esencial. A lo largo de 100 kilómetros de costas deshabitadas, la gran fauna africana se asoma al mar, regalando las visiones más inolvidables que puede ofrecer África: elefantes, hipopótamos... vagando junto al mar, bañándose en las playas, batiéndose con el oleaje, tal y como lo hicieron hace miles de años.

Muy de destacar es la gran concentración de ballenas y delfines en las aguas de Loango, que sólo tiene parangón más al meridión, ya en las costas de la República de Sudáfrica.

El parque de Loango ha sido hasta la fecha tierra virgen, prácticamente deshabitada por el hombre. Pero no está carente de amenazas. Prospecciones petrolíferas en los límites del parque, caza furtiva, y la presión de una población creciente para rentabilizar económicamente este paraíso atlántico. ¿La solución para tratar de salvaguardar este patrimonio natural de la humanidad? Naturalistas, gobernantes y conservacionistas coinciden. No existe otro futuro para Loango que no pase por el fomento del ecoturismo. Es decir, fomentar un turismo respetuoso con el medio ambiente, que ayude a su conservación en vez de degradarlo, un turismo que aporte los beneficios materiales que el pueblo de Gabón necesita y al mismo tiempo garantice la conservación para las generaciones venideras de este auténtico edén.

Mike Fay, que junto a tantos otros quedó extasiado con la contemplación de las playas de Loango, con su fauna salvaje interactuando con el mar, afirmó desde lo más profundo de su experiencia: "Deseo literalmente que tantas personas sobre la Tierra como sea posible vengan a contemplar este lugar y se enamoren de él".

Hipopótamos surfeando en las playas gabonesas de Loango

Hipopótamo surfeando en las playas de Loango
Crédito imagen: National Geographic

    Mapa con los parques nacionales de Gabón

Mapa de los parques nacionales de Gabón
África occidental

Imagen aérea del parque nacional de Loango, en Gabón

Imagen aérea del parque nacional de Loango
Crédito imagen: National Geographic