martes, 21 de octubre de 2008

Las cuevas del Drach y el lago Martel

Cuevas del Drach y lago Martel, en Mallorca

Las Cuevas del Drach (Coves del Drach _o Drac_ en catalán) constituyen sin duda uno de los principales atractivos turísticos de la isla de Mallorca. Se encuentran muy cerca del pueblo de Porto Cristo, en el municipio de Manacor.

Estas cuevas han debido su formación a la acción continuada de las aguas del vecino mar, el Mediterráneo, en continuas filtraciones a lo largo del tiempo. En realidad las cuevas del Drach son cuatro, a saber: la Cueva de los Franceses, la Cueva de Luis Salvador, la Cueva Blanca y la Cueva Negra.

La longitud total de las cuevas es de 2.400 metros y la máxima profundidad de las mismas es de 25 metros.

Las Cuevas del Drach albergan en su interior una joya maravillosa, un gran tesoro: el gran lago Martel. Este gran lago subterráneo tiene unos 150 metros de largo y unos 30 de ancho. Fue descubierto por el espeleólogo francés Edouard Alfred Martel (Pontoise, 1859 - Montbrison, 1938), pionero y fundador de la espeleología moderna.

En el lago Martel se ofrecen audiciones de música clásica con gran asiduidad. Y los viajeros pueden atravesarlo en barcas, envueltos mágicamente por la iluminación proyectada por Carles Buïgas, en un recorrido romántico que con toda seguridad hubiese encantado al mismo Chopin.

 

Búsqueda personalizada

miércoles, 8 de octubre de 2008

Haciendo turismo en la torre inclinada de Pisa

Torre de Pisa

En realidad lo que se conoce comúnmente como la Torre inclinada de Pisa es el campanario de la Catedral (o Duomo) de Pisa.

Fue construida la Torre de Pisa en tres períodos. Debemos los inicios de las obras a Bonanno Pisano. La construcción se empezó en el año 1173 y los trabajos continuaron durante cinco años. Habiéndose levantado tres pisos de la Torre, ya se observó entonces una ostensible inclinación, abandonándose por el momento el proyecto.

Giovanni di Simone, noventa años después de la muerte de Bonanno, prosiguió con las labores de construcción de la torre, intentando por todos los medios, a partir del tercer piso, enderezar la misma. Giovanni di Simone fue un notable arquitecto de su época, y a él se deben la ejecución de importantes monumentos de aquel período, como la Iglesia de S. Francesco. Sin embargo, Giovanni di Simone tampoco logró terminar la Torre, que dejó inconclusa. Murió en la batalla de la Meloria.

Más adelante, Pisa entró en decadencia. Los trabajos para acabar la Torre hubieron de esperar nuevamente mejores tiempos. El campanario fue acabado en fin por Tommaso Pisano en el año 1350.

La torre de Pisa es mundialmente famosa en todo el mundo, no solamente por su esbelta belleza y por su historia, sino sobre todo por su acusada y conocida inclinación. La torre fue construida sobre tierras de aluvión de formación reciente, y en este hecho reside la incapacidad del terreno para sostener su peso.

Torre inclinada de Pisa

La inclinación que presenta es aproximadamente de cinco metros sobre sus cincuenta y seis metros de altura. La torre se iba inclinando más o menos un milímetro cada año; tras los trabajos realizados durante meses por los técnicos, se espera poder estabilizarla finalmente.

Como se decía en un principio, la torre actúa hoy como el campanario de la Catedral (Duomo) de Pisa.

La torre de Pisa forma parte del famosísimo conjunto de la Piazza dei Miracoli ("Plaza o campo de los Milagros"). De este conjunto forman parte, además de la torre, la Catedral o Duomo, de estilo románico pisano (empezada en el año 1063 y acabada a finales del siglo XII), el Battistero (siglos XII-XIII), de estilo románico-gótico y el Camposanto Monumentale.

Pocos lugares existen en el mundo más conocidos que la torre inclinada de Pisa. Pocos también son los lugares más visitados por los turistas, ahora que tras diez años de clausura para llevar a cabo los necesarios trabajos de anclaje de la torre, está abierta al público.

La torre de Pisa forma parte del imaginario de todos nosotros, ya desde nuestra más tierna infancia, todos estamos familiarizados con su extraña y característica inclinación. En todo el mundo y en la misma Italia existen numerosas y bellas torres inclinadas (como las conocidas torres inclinadas de Bolonia), sin embargo la belleza incomparable de la torre de Pisa apenas si tiene rival. Su encanto y su arte hechiza a cualquier viajero que se acerque a contemplarla y que ascienda sus pisos. Tanto enamora que ha llegado a ser a través el tiempo un símbolo de las maravillas de Italia, un maravilloso símbolo de los inmensos tesoros artísticos y naturales que alberga el país transalpino.

Guía turística para visitar Siena (Italia)

Turismo en Siena, Italia

- Piazza del Campo. Circundada de dieciséis palacios y dominada por el Palazzo Pubblico, fue citada por primera vez en un documento de 1169. Su actual configuración data de 1300, cuando fue reestructurada conjuntamente con los palacios que la circundan. El Palazzo Pubblico acoge en su interior el Museco Cívico, con preciados frescos y tablas de pintores del siglo XIV al XVI.

- Palazzo Marsili Libelli, construcción del cuatrocientos. Es ahora sede de la Sobreintendencia para los bienes arquitectónicos y ambientales.

- Palazzo del Capitano del Popolo, del siglo XIII. Es de estilo gótico. Fue reconstruido en 1800, y acoge ahora la Facultad de Ciencias económicas y bancarias.

- Palazzo de San Galgano, de 1474.

- Palazzo Piccolomini, de 1470, residencia principal de la potente familia homónima, situado en Via Banchi di Sotto. Fue diseñado por Bernardo Rossellino y se asemeja en buena medida al Palazzo Rucellai de Florencia. En la actualidad, el Palazzo Piccolomini es sede del Archivo del Estado.

- El Palazzo Tolomei, situado en la plaza del mismo nombre, es el único antiguo palacio ocupado en la actualidad por particulares. Existente ya en 1200 fue después reconstruido en la mitad del siglo XIII.

- Palazzo Salimbeni, del XIII-XIV, restaurado en el siglo XIX y desde 1866 sede del Monte dei Paschi di Siena.

- Pinacoteca Nacional, situada en el gótico Palazzo Buonsignori, conserva una grandiosa colección pictórica que comprende toda la pintura sienesa. Aquí se exponen, entre otros tesoros, obras maestras de Duccio da Buoninsegna, Ambrogio Lorenzetti, Simone Martini y Pinturicchio.

- El Duomo, la Catedral dell'Assunta, de estilo románico-gótico, fue construido entre los siglos XII y XIII. El Papa Alejandro II consagró la catedral el 18 de noviembre de 1179. Los trabajos continuaron hasta el 1339, cuando se decidió levantar, junto al Duomo, una nueva construcción, enormemente fastuosa, que se pretendía compitiera y sobrepasase en grandeza a éste. Sin embargo, a causa de la peste que había diezmado la ciudad, fue abandonado tal proyecto, iniciándose en cambio los trabajos para complementar y acabar el Duomo.

Catedral de Siena

La estructura del Duomo no es perfecta ni regular, por cuanto el proyecto inicial varió notablemente con el tiempo. Con todo, puedo considerarse sin duda como una de las más bellas iglesias medievales de toda Italia. En su interior pueden observarse espléndidas obras de arte de más de cuarenta artistas, como el Pinturicchio, Urbano da Cortona, Antonio Federighi, Domenico Beccafumi... El campanario, de estructura románica, fue alzado sobre una antigua torre de los Bisdomini.

- Museo dell'Opera del Duomo, fue construido en el año 1870. Conserva numerosas obras maestras de varios artistas, entre las cuales destaca la "Maestà" de Duccio da Buoninsegna.

- Santa Caterina in Fontebranda, iglesia del siglo XV, cuyo interior está constituido de una nave. Está decorada con frescos que refieren la historia de Santa Caterina. El Santuario Cateriniano, junto a la iglesia, acoge pinturas que representan la vida de la Santa y algunos objectos que le pertenecieron.

- La Fuente Branda, es la más famosa de las fuentes de Siena. Ya mencionada en el año 1081, ha sido remodelada en numerosas ocasiones a través de los siglos.

- La iglesia de S. Domenico, iniciada en 1226 no fue acabada sino dos siglos después, y es una imponente y sobria construcción de estilo gótico cisterciense. La domina un elegante campanario almenado. Su interior es de cruz egipcia en una nave y alberga ricas pinturas rememorando la vida de Santa Catalina.

- La iglesia de S. Francesco, construida en el año 1326 y que en realidad supuso la ampliación de una pequeña iglesia preexistente, fue acabada en la segunda mitad del siglo XV. En el curso de los siglos ha sufrido varias restauraciones. Su interior es de cruz egipcia en una nave. Conserva importantes frescos y otras obras de arte de insignes artistas.